El tiempo es dinero

No fue el valor del vehículo lo que le importaba. No fueron los golpes recibidos los que le dolían. Fue el tiempo perdido lo que lo enfureció. A pesar de estar lastimado buscó la pistola que guardaba en la guantera. Salió de la chatarra y le disparó al causante del accidente. Él tenía una cita de negocios importante y la pérdida sería millonaria si no estaba a la hora justa.

%d bloggers like this: