Contacto II

Mil años después de vagar por el espacio la sonda Vespucio, con información de la Tierra para los extraterrestres, atravesó la atmósfera de un planeta desconocido y se estrelló en la superficie. Lo poco que pudo ser salvado fue reducido a chatarra por una estampida de animales gigantescos que huían de una erupción volcánica. Luego la lava se encargó de fundirla.           Quizás en millones de años la evolución permita la aparición de seres inteligentes en ese lugar. Entonces enviaran sondas a los rincones del universo. Quizás no

%d bloggers like this: