Atelier

Mi padre fue un sastre toda su vida. Él creía que yo tenía la cabeza llena de fantasía y que terminaría en cualquier trabajo mediocre. Un día me dijo: Esta es la tijera con que vas a cortar todos tus sueños. Seguro que él pensaba que así desistiría de cualquier tontería que anidara en mi cabeza. Eso fue antes de convertirme en un diseñador famoso.

%d bloggers like this: